Nuestro proyecto familiAR ha iniciado su andadura, los primeros pasos; como el bebé que empieza a gatear y que no sabe bien lo que se va a encontrar, así han llegado hoy las familias. No tenían conocimiento del contenido de este proyecto, pero sí la mayor de las ilusiones para trabajar por y para su familia. De hecho, en una primera dinámica en la que se les invitaba a que compartieran las inquietudes que les habían llevado a participar en el proyecto y qué esperaban del mismo, todas coincidían en que querían aprender para educar mejor a sus hijos.

Con todo ello, el Departamento de Orientación del Colegio Santo Tomás de Villanueva de Granada quiere ofrecer un proyecto formativo familiar teniendo como inspiración los valores agustinianos. La base del proyecto es que las madres y padres participantes sean los verdaderos protagonistas, revirtiendo este aprendizaje en sus respectivas familias. Es un tiempo en el que profundizar y reflexionar sobre distintos temas y sacar conclusiones que sean provechosas para la vida familiar diaria. El tema que ha ocupado nuestra primera sesión es la persona.

Hemos introducido aspectos como la grandeza, dignidad, singularidad, libertad. La dinámica de las sesiones pone el acento en el trabajo de grupo y puesta en común como elemento fundamental; la gran riqueza que surge de estos momentos de encuentro es lo que más ayuda a entender los diferentes temas planteados. Asimismo cada familia se propone un objetivo para trabajar en casa durante el tiempo que dista entre cada sesión. Todo un reto.

Nuestro bebé –proyecto familiAR- aún sólo gatea, su futuro próximo todavía está por descubrir. Está en las manos de los que ya formamos parte de este proyecto, pero también en la de todos aquellos que aún podéis sumaros. Sus palabras y sus pasos dependen de nuestro tesón y constancia.

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Federación Agustiniana Española · EDUCACIÓN para agregar comentarios!

Join Federación Agustiniana Española · EDUCACIÓN

Diseño: @antoniocarron