Mapas Mentales

Uno de los objetivos fundamentales para el aprendizaje consiste en sintetizar muy bien lo aprendido, de tal modo que la plasticidad de nuestro cerebro sea capaz de aprender, de forma global, una ingente cantidad de contenidos que generen una imagen del mundo presente para comprender el pasado y proyectar el futuro. En este juego del aprendizaje adquieren especial protagonismo los mapas mentales. 

El mapa mental no es nada nuevo. Todos los que hemos pasado por el colegio recordaremos la cantidad de esquemas y resúmenes que hemos hecho a lo largo de nuestra elongada trayectoria académica. Algunos salían mejor, otros un poquito peor, pero en todos los casos tenían una misión: sintetizar el aprendizaje. 

La memoria fotográfica es muy limitada. Ya estudiamos en Filosofía, en 1º de Bachillerato, los tipos de memoria que disponemos para aprender: a largo y a corto plazo. La fotográfica (más a corto plazo) es una memoria visual, impactante, que se retiene durante un corto espacio de tiempo. Es muy útil para recordar cosas de forma inmediata pero no contribuye a generar un recuerdo contextual de la realidad que vivimos. 

Durante los últimos años, la ingeniería educativa, en su afán por mejorar los mecanismos e instrumentos para el aprendizaje, ha potenciado la realización de mapas mentales muy visuales, que posibiliten un mayor conocimiento con menor esfuerzo (largo plazo).

En segundo ciclo de secundaria estamos potenciando esta metodología de aprendizaje. Y, aunque aún queda mucho por recorrer, se están consiguiendo las metas propuestas. He aquí un ejemplo de lo que los alumnos de 4º de Eso han conseguido realizar en Ciencias Sociales. 

Etiquetas: mapa mental, sociales
Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

José Antonio Campos

¡Tienes que ser miembro de Federación Agustiniana Española · EDUCACIÓN para agregar comentarios!

Join Federación Agustiniana Española · EDUCACIÓN

Diseño: @antoniocarron